9 sitios que no debes visitar si tienes fobias

¡Buenos días amig@s!

A continuación compartimos con vosotros un post bastante curioso que hemos encontrado navegando por la red. No queremos asustaros, pero quizás tengáis alguna de estas fobias y  no lo sabíais. Aún así, esperamos que no se os quiten las ganas de viajar. 🙂

1. El miedo a los relámpagos:

Delta del Catatumbo, Venezuela. El cielo parpadeando provoca pánico en las personas con astraphobia: el miedo a los rayos y truenos. Indiscutiblemente, el peor destino para cualquier persona afectada con esta enfermedad es el Delta Catatumbo en Venezuela, donde una tormenta masiva hace estragos casi cada noche sobre el río Catatumbo. El fenómeno del relámpago del Catatumbo puede durar hasta 10 horas por la noche. Un gran número de compañías de turismo hoy en día ofreces viajes de observación de relámpagos en la zona.

2. El miedo a las alturas:

El Parque Nacional del Gran Cañón, EE.UU. Con acrophobes o miedo intenso a las alturas la mejor vista del mundo es siempre la del nivel del suelo. Pero en el Parque Nacional del Gran Cañón la percepción del mundo alrededor es completamente diferente. Las alturas acompañan todo el viaje, desde el vuelo en sí, hasta las diversiones y las actividades como paseos por el acantilado.

3. El miedo a la oscuridad:

Tromso, Noruega. La ciudad de Tromso en Noruega es conocida como uno de los mejores lugares del mundo para observar el maravilloso fenómeno de la aurora boreal, que atrae un gran número de turistas. No obstante, para la gente que sufre de nyctophobia, más conocida como el miedo a la oscuridad, en vez de dejar recuerdos inolvidables este lugar solo provocaría el pánico irresistible por la densa oscuridad que cubre el norte extremo en la noche polar, y que dura varias semanas cada invierno.

4. El miedo a los murciélagos:

Austin, estado de Texas, EE.UU. El puente de Congress Avenue, sobre el río Colorado en la ciudad de Austin, es la prueba definitiva para todos los ‘chiroptophobes’ (personas con fobia a los murciélagos) del mundo con su inusual espectáculo. Cada noche, entre marzo y octubre, multitudes se reúnen en el lugar al atardecer para ver cómo 1,5 millones de murciélagos mexicanos de cola libre salen bajo el puente y emergen hacia el cielo como un largo remolino negro.

5. El miedo a los espacios pequeños:

Budapest, Hungría. La capital de Hungría, Budapest, es conocida por su sistema de cuevas subterráneas llamadas ‘Pal-volgyi Szemlohegyi’, ricas en cristales y formaciones minerales. Sin embargo, si para unos es un lugar maravilloso de interés turístico, para los que sufren de claustrofobia, o el miedo a los espacios cerrados y pequeños, es un verdadero ‘campo de tortura’ donde es difícil respirar.

6. El miedo a los cangrejos:

la Isla de Navidad, Australia. Nadie quiere ser pellizcado por un cangrejo mientras chapotea en el mar, pero para las personas con un fuerte temor de los crustáceos, verlos en la arena puede ser demasiado difícil de soportar, por lo que cualquier persona con esta condición nunca debe ir a la Isla de Navidad de Australia en octubre o noviembre, cuando la población masiva de cangrejos rojos hace su migración anual desde la selva a la costa para reproducirse.

7. Terror a los tiburones:

Isla Guadalupe, México. Ya sea el propio tiburón el culpable, o el instinto de supervivencia más primario que desencadena el miedo extremo a los tiburones, no hay duda de que la galeophobia puede estropear seriamente sus vacaciones en la playa y especialmente si es la Isla de Guadalupe de México. Sus aguas son famosas por los grandes tiburones blancos y atraen a miles de buzos, fotógrafos y amantes de los escualos de todo el mundo.

8. Pánico a los payasos:

Baraboo, estado de Wisconsin, EE.UU. Para la mayoría de los niños y muchos adultos los payasos son una fuente de alegría constante, pero para algunos es un horror. Así, las personas con coulrophobia, el miedo a los payasos, deberían evitar a toda costa ir a la pequeña ciudad de Baraboo. En el siglo XIX, Baraboo se ganó el nombre de la ‘Ciudad del Circo’, ya que fue sede de varios circos, incluyendo el famoso Ringling Brothers Circus. Hoy en día, la urbe sigue siendo el hogar de Circus World, un complejo de museos que ofrece la mayor biblioteca de información sobre los circos en EE.UU.

9. Miedo a las multitudes:

Megaciudades del mundo. La agorafobia, enochlophobia, ochlophobia… hay un gran número de diferentes tipos de fobias que se centran en el miedo a las multitudes. No importa cómo la llamen, si el mero pensamiento de multitudes alrededor le lleva al pánico, entonces las megaciudades del mundo que tienen más de 10 millones de habitantes no son para usted. A partir del 2013, 28 ciudades de todo el mundo se ajustan a los criterios de megaciudades: la mayoría de ellas son las capitales de los grandes países.

Fuente: actualidad.rt.com

¡No te olvides de compartir nuestra entrada si te ha gustado!

#viajaconturyeventos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s